¿Para qué sirve Start Up?

Mucha gente me lo ha preguntado. ¿Para qué hago la columna de La Capital? En el último envío del 2007 puse la respuesta:

Creo que la gente que lee esta columna se divide en dos grupos:

1-      Los que la leen siempre, buscando información sobre oportunidades de negocio y casos empresariales innovadores.

2-      Los que la leen ocasionalmente, aunque no terminan de entender de qué trata o para qué sirve. Para ellos escribo la última columna del año.

El objetivo de Start Up es sencillo: hacer visible lo que no vemos. O, en términos menos esotéricos, mostrar formas de generar riqueza que están disponibles para nosotros, pero que no siempre reconocemos.

En 2007 me tocó hacer dos viajes por los EEUU, recorriendo ocho ciudades en cada uno, de costa a costa. Si tuviera que decir qué es lo que más me impresionó de la primera economía del mundo diría esto: lo que para ellos es obvio, para nosotros suele ser una novedad. Las tecnologías sociales y la web 2.0 son obvias para ellos. Para nosotros, no tanto. El ecoturismo es obvio y el futuro de las energías renovables también. La primacía del diseño y la sofisticación de la gastronomía son cosas de todos los días. Más importante, el movimiento de corporaciones, instituciones y emprendedores que quieren reescribir las reglas del capitalismo sobre bases más justas y sustentables, es más vigoroso que en cualquier otro lugar. En comparación, nosotros estamos en pañales.

Sin embargo, uno podría preguntarse, ¿porqué en la era de la comunicación instantánea nos cuesta ver “en el sur” lo que es evidente “en el norte”? La respuesta, posiblemente, es que tendemos a ver sólo lo que nos hemos habituado a ver.

Es por eso que pasamos más tiempo esperando la próxima crisis, que averiguando cuáles de las maravillas de las tecnologías o tendencias económicas modernas puede deparar un tesoro para nosotros. Pero, aunque nadie puede culparnos, podemos cambiar.

¿Para qué sirve esta columna? Para mostrar que existen muchas más opciones que las que estamos habituados a ver. Formas de generar riqueza que son más creativas que competitivas y que hacen consistente el desarrollo con el equilibrio social y ambiental. En el próspero 2008, ¡esperen más ejemplos!

About these ads

3 comentarios en “¿Para qué sirve Start Up?

  1. Pensar el futuro, y no el pasado, es lo que nos hace fuertes.

    Pensar una buena inversión futura en términos de lo que fue una buena inversión en el pasado no tiene mucho sentido. Buenas inversiones pasadas pueden ser una herramienta, un dato, muy importante, pero la acción se vera en el futuro.

    El pensamiento general se queda en el pasado, y no puede dar el salto a pensar el futuro con el pasado como mera herramienta. Entonces, tendemos a mirar viejas glorias, tradiciones, blasones acumulados por años, sin darnos cuenta que eso no nos va a llevar a ninguna parte. Lo que nos va a llevar van a ser esas cosas nuevas, eso que promete, eso que todavía no es fuerte.

    Hay que cuidarse mucho de lo que es fuerte. Por eso, para un emprendedor no hay nada mejor que otro emprendedor! Hacer negocios con un inversor es muchas veces un engaño, ya que muchos inversores hacen uso de su fortaleza a lo matón, debilitando al emprendedor.

    Un start-up puede dar signos de madurez desde el principio, pero tardará mucho en hacerse “fuerte”. Por eso, muchos lectores miran tu columna, les interesa, pero no saben bien que hacer con ella. Me da la impresión que se sienten más cómodos leyendo cómo Coca Loca (una multinacional) implementó una logística de postas, o cuánto piensa crecer el Banco Gallego en créditos personales.

    Tu columna de start-up requiere madurez para ser comprendida, porque allí hay pocas bacanales romanas, casi ninguna obra monumental de fondo, pocos ceros a la derecha, y escasísimas estrellas de TV. La única forma de generar interés es mencionando alguna bacanal, un viaje esótico, cómo fue que se vendió MySpace, o cómo fue que comenzó (más de una vez) Michiriho Honda Matsumoto. Saliendo de allí, el interés en la columna debe car en picada. Y todo bien.

  2. Yo creo que depende del lector. A algunos les atraen más las “épicas” a otros los ejemplos más cercanos (y chicos, posiblemente). Tengo más respuestas por los casos locales o pequeños, que por las “bacanales” como vos decís. Pero depende del lector…

  3. No me extraña que tengas mucho más feedback con respecto a los casos locales. Son esos los más maduros y activos. Los que les gusta leer de las bacanales lo leen, les provoca un destello imperceptible de imaginación y se lo olvidaron y continuaron para terminar de leer el diario. Porque hay que leerlo todo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s